Caquetá

Dando la vuelta al olvido

La del Caquetá es una historia marcada, entre otras, por la violencia y la presencia imponente de actores armados. Sobre ella, y a veces a su pesar, transcurren las vidas de sus habitantes, persistentes y bellas como el agua que cae de la cascada.

A pesar de las diferencias regionales, la violencia contra medios y periodistas en Caquetá sigue el mismo camino de agresiones que recorre en otros departamentos de Colombia. Obstrucciones, estigmatizaciones, amenazas, desplazamientos, asesinatos… una lista larga que, casi siempre, conduce a la censura.

Luis Peralta, director de Linda Stereo, emisora del municipio El Doncello, era un periodista crítico, que investigaba sobre corrupción, irregularidades en contratación estatal y extracción de petróleo. El 1 de febrero de 2018, Yean Arlex Buenaventura, recibió una condena de 58 años y 3 meses por el homicidio del periodista. La condena más alta jamás impuesta en Colombia por un delito contra la libertad de expresión.

La única emisora del municipio, Paujíl Stereo 107.1, funciona en una antigua cárcel y hace parte, como su directora Rosemary Betancourt, de las juntas de acción comunal. Desde el 2007 dinamiza las actividades de la comunidad y les otorga espacios a diferentes sectores de la población. Transmite programas sobre las mujeres del campo, derechos humanos, proceso de paz y temas de interés para su municipio.

El debate de los candidatos a la alcaldía en octubre de 2019, que estaba siendo transmitido por emisora, llegó a cada cafetería, restaurante y calle. Los candidatos, sus propuestas, los militantes, los escépticos, los indecisos... Por un par de horas, Paujíl Stereo fue lo más parecido a un ágora.

En 2005 nació la Escuela Audiovisual Infantil en Belén de los Andaquíes, un municipio al occidente del departamento. Esta iniciativa de comunicación vincula a niños y jóvenes en procesos de formación y creación de relatos audiovisuales. solo hay un requisito de ingreso: traer una historia, tomar una cámara y contar.

Desde que surgió la Escuela, los habitantes de Belén piensan de forma diferente. Sus propios relatos sobre cómo es vivir en Belén han sido el insumo para múltiples videos, películas, cortos, reportajes, animaciones, un canal de televisión, programas de radio, varios premios y viajes al exterior.

Entre los escenarios violentos que invitan a la censura de medios y periodistas, se cuelan iniciativas de comunicación resistentes y persistentes, que permiten la expresión de los habitantes del departamento. Una expresión que no es completamente libre, una censura que tampoco es total.

  • Entrevistas y contenido:

  • Giovanny Canacue
  • Emisora Linda Stereo
  • Rosemary Betancourt
  • Paujil Stereo
  • Jhojan Silva
  • Nikol González
  • Alirio González
  • Escuela Audiovisual Belén de los Andaquíes
  • Música final:

  • Luis Eduardo Vargas

Conflicto armado en Caquetá

Como ocurre en otras zonas del país, la presencia de actores armados genera dinámicas complejas, de relaciones, interacciones y negociaciones entre estos grupos con amplios sectores de la sociedad, que no se sustentan única y exclusivamente en la amenaza de la violencia. Caquetá fue una zona de gran importancia para las FARC, que lo consideraba como un territorio de retaguardia. Este grupo insurgente tuvo una presencia hegemónica en buena parte del departamento donde ejerció una regulación del orden social.

Su arribo se dio a finales de los años 60, pero la consolidación de su expansión ocurrió en la década de los 80. Para finales de los 90, el departamento fue epicentro de un proceso de diálogo entre el gobierno y las FARC, cuyo fracaso cambiaría el mapa político no solo en el departamento sino en el país.

En 1998 hubo un intento de incursión paramilitar. El segundo, al inicio del 2001, incrementó los niveles de violencia de manera dramática. Desplazamientos forzados, asesinatos, desapariciones, entre otros hechos, empezaron a hacer parte de la cotidianidad. Estos fueron los años más peligrosos para el ejercicio periodístico. Los atentados, las obstrucciones, los desplazamientos, el exilio, la muerte, hicieron parte de la labor y alcanzaron a varios periodistas.

Violencia contra medios y periodistas

Siete han sido los periodistas asesinados en Caquetá desde 1987 a 2015. Todos, salvo Luis Peralta Cuéllar, el último de ellos, fueron asesinados en Florencia. En marzo de 1987, Fernando Bahamón Molina, periodista de diferentes medios de comunicación fue el primero de los periodistas asesinado en razón de su oficio en el departamento. Además de periodista, era miembro de la Unión Patriótica.

En la madrugada de mayo de 1991, cuando tomaban camino a la emisora La voz de la Selva para hacer el radio periódico La Conga, fueron atacados los periodistas Carlos Julio Rodriguez, José Libardo Méndez y Judith Aristizabal, quienes hicieron críticas contra funcionarios y políticos. Solo Judith saldría con vida del ataque, pero no continuaría ejerciendo periodismo.

La violencia contra medios se agitó con fuerza entre el 2000 y 2001, cuando Florencia fue probablemente la ciudad más peligrosa en Colombia para ejercer el periodismo. En menos de un año fueron asesinados tres periodistas de La Voz de la Selva: Guillermo León Agudelo y Alfredo Abad López, delitos atribuidos a la FARC; y José Duviel Vásquez, quien tenía pruebas de corrupción contra una ex alcaldesa de Florencia.

Sin duda, La voz de la Selva fue uno de los medios más golpeado en el departamento. Cada pérdida lastimó profundamente el desarrollo del periodismo en la región y significó el debilitamiento del tejido comunicativo en los municipios y en zonas más amplias. Queda todavía por nombrar una larga lista de agresiones contra los periodistas en Caquetá, como las amenazas, las estigmatizaciones y la obstrucción al trabajo.

Luis Peralta y Linda Estereo

Después de denunciar varios hechos de corrupción, el 14 de febrero de 2015, en la entrada de la emisora, fue asesinado Luis Peralta. Su esposa que resultó herida en los hechos, fallecería meses después.

“El impacto fue brutal, mi papá era la cabeza de toda la empresa, no solo manejaba los temas informativos, también estaba metido en todo porque era un hombre de radio, enamorado de su profesión. Perderlo de la noche a la mañana fue algo terrible”: Luis Peralta, hijo.

Linda Stereo es una emisora comercial que se escucha no solo en El Doncello sino en los municipios cercanos. Pese al asesinato de su director, logró seguir al aire, pero de una manera más sigilosa.

Luis Peralta y Linda Stereo

Paujil Stereo

A pesar de las dificultades, las amenazas y dos actos vandálicos a su transmisor en el 2012 y 2013, la emisora siempre ha mantenido la independencia, al margen de intereses políticos o de la administración de turno. Para Rosemary, el ejercicio periodístico está relacionado con el servicio a la gente, y a su vez, la organización de la comunidad necesita ejes informativos como soporte. Lo uno sin lo otro carece de sentido.

Rosemary - Ataques al medio Rosemary - Programación emisora Rosemary - La independencia de la emisora

Debate de los candidatos

Debate de candidatos a la alcaldía del municipio de Paujíl realizado en Paujíl stereo y dirigido por Rosemary Betancourt en octubre de 2019

Producción de Jhojan

Jhojan hizo su primera película a los ocho años. Se llamó La Casa. Encontró la inspiración cuando recorría por primera vez las paredes sin pintar y los cuartos vacíos de la casa donde ahora vive con su familia.

La reportería inicia con un dilema. Jhojan se basa en la duda para hacer sus películas, desde una araña que no sabe si comerse la mosca ras-tas-tas o si pasar la pata de un gato por la garganta sirve para desatorar una espina. Con la indecisión se van cultivando algunas certezas...

“A mí me gusta la escuela, porque se puede expresar lo que uno siente por medio de películas, dibujos y fotos, además se puede viajar”.

Jhojan Silva habla sobre su experiencia en la Escuela Audiovisual Infantil de Belén de los Andaquíes.

Nikol y Telegordo

Trailer serie Telegordo donde anuncian que ganaron el Premio Nacional de Televisión Infantil y hacen una invitación a participar en la producción de ocho películas - Archivo Escuela Audiovisual Infantil.

Lo más importante de la cámara es el ojo, la mirada de Nikol ya tiene la profundidad. Su producción cinematográfica es tan amplia como su sonrisa.

“A mí me interesa el reportaje. Con mis amigos salimos a entrevistar personas, porque a veces esas personas se nos van, y así nos queda el recuerdo”.

Nikol González habla sobre su experiencia en la Escuela Audiovisual Infantil de Belén de los Andaquíes.